La Teoría de las Ventanas Rotas y los Negocios

Un negocio en quiebra (un proyecto fallido, un plan mal ejecutado, …) y la teoría de las ventanas rotas guardan mucha relación, porque la realidad es que los detalles importan y el entorno nos condiciona.

La teoría original viene a decir que mantener los entornos urbanos en buenas condiciones ayuda a evitar pequeños delitos como el vandalismo. Y todavía más importante, también evitará que crímenes más graves sucedan.

Esta teoría se hizo famosa a raíz del enfoque que tomo el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, para acabar con los “crímenes graves”. Durante su mandato se centraron en limpiar la ciudad, arreglar “ventanas rotas”, quitar grafitis, etc… y como consecuencia la ciudad se volvió más segura. Los “crímenes graves” se redujeron en más del doble que en el resto de Estados Unidos durante los años 90.

¿Pero puede la teoría de las ventanas rotas aplicarse a los negocios? Si.

Antes de comenzar no hay que confundir que tener la oficina limpia (u otros detalles similares) asegura tener un buen producto, ofrecer un buen servicio o atraer clientes, pero, hasta lo “insignificante” puede afectar positivamente:

  • En la atención al detalle: Desde mi experiencia las personas detallistas lo son en todos los aspectos de su vida. Al igual que redactan adecuadamente un informe y lo envían a tiempo, tienen su entorno ordenado y visten de manera adecuada.
  • La imagen proyectada: Entrar en una tienda limpia y ordenada o hablar con una persona seria y preparada dejan un mejor recuerdo.
  • Puntualidad: Otra característica importante que se puede aplicar a todos los aspectos de un negocio.

En general enfocar un problema con la teoría de las ventanas rotas nos permite avanzar cuando estamos atascados. Hace un año debía de realizar un diseño, pero el trabajo se volvió costoso, lento y cada vez que pensaba en el mismo me invadía la apatía. Me había centrado demasiado en la visión global y había dejado de lado una lista de tareas y detalles que consideraba secundarias, un grave error.

Para avanzar y salir del paso a tiempo comencé a hacer las tareas más sencillas, literalmente cosas que llevaban 1 minuto de tiempo y que no eran relevantes, como cambiar el color de un icono, subir una imagen un poco más grande, …, en general detalles sin importancia y que no eran valorados por cliente, pero finalizarlos resulto ser crucial para obtener un buen resultado y terminar a tiempo.

El Riesgo de Dejar los Detalles a un Lado

El riesgo real surge cuando se cae en una “espiral” y los pequeños detalles se comienzan a dejar de lado. Una frase muy dañina es “Vamos a hacerlo después“,  “Eso no es importante” o “Luego te lo envió“.

La última vez que escuche “Luego te lo envió” provenía  de una persona que debía enviarme un correo importante. Ella tenia el ordenador abierto y era cuestión de adjuntar un archivo y enviar. Me fui con la sensación de que esa tarde no recibiría el correo, y así fue, tardo dos días y porque se lo recordé.

¿Que Detalles de un Negocio se Suelen Dejar de Lado?

Pueden ser muchos, a nivel operativo, falta de innovación, en la propuesta de valor o podemos fallar en las ventas. Si eres lector de este blog probablemente seas autónomo o una pequeña/mediana empresa y en nuestro caso antes que intentar “arreglar el mundo” es mejor centrarse en la propia persona. Como individuos a cargo de un negocio debemos:

Mejorar las dotes de comunicación: Siempre se puede mejorar y aprovechar cada conversación para transmitir tu visión o vender.

Actualizar y expandir nuestros conocimientos: Como explicaba Luis en su artículo, muchos empresarios afirman “hacer todo lo que saben” para mantener un negocio que termina cerrando.

Conocer el estado de nuestra empresa o de sus áreas fundamentales: En el artículo de Silvia, Diagnostico del Área de Venta repasa los fundamentales y la importancia de este área, a veces olvidada.

En general estar orientado a crecer y tener una actitud positiva es fundamental, pero el tiempo es el enemigo. El vídeo-curso Negocios de Guerrilla esta pensado precisamente para ello.

Silvia y Luis han volcado toda su experiencia en crear un curso fácil y que recoge los principales problemas y preocupaciones de autónomos y la pequeña y mediana empresa.

Durante la próxima semana lo lanzáramos y avisaremos por correo a todos los suscriptores, así que no te olvides de suscribirte y de comentar ;).

No te olvides dejar un comentario